Contra la fuerza de la naturaleza… Solo lo puede la solidaridad…

Buen día amigos!! Hoy haré un breve comentario sobre las inundaciones…
Recuerdo cuando niño las aguas del Río Paraná crecían rápidamente y con ellas se llevaban todo a su paso… tenía muchos amigos que vivían cerca del río… En la laguna San José, Villa Blosset, el Balneario El Brete… Recuerdo a mis amigos, sus familias rodeadas de tristeza porque el esfuerzo de una vida se perdía en un instante… salir de casa para ir a vivir en una escuela, en un tinglado, con muchas otras familias hermanadas en el dolor… Atendidos por integrantes del Ejército Argentino quienes se ocupaban de su alimentación y cuidado… Muchas veces vi contemplar con tristeza, un hogar que se había convertido en un montón de cosas mojadas… Las fotos … los recuerdos…
Allí se hacía presente un pariente, un amigo, un desconocido… ofreciendo un mate cocido caliente, un par de zapatillas, una frazada, que no sobraban en la casa pero que brindaban más abrigo porque era compartido…
Hoy casi cuarenta años después, la furia de la naturaleza se hace presente… La crecida del Río Uruguay, trae a mi memoria estos recuerdos… Cuando baje el agua (gracias a Dios está comenzando a bajar) muchas familias comenzaran a partir de la nada, de nuevo… y aquí lo más importante, la solidaridad de nuestra gente, es lo único que puede mitigar en parte el dolor de la perdida… y se tejen historias que marcaran a fuego nuestras vidas… como el parto domiciliario atendido por el equipo de salud en la Ciudad de San Javier en medio de la crisis es el mejor ejemplo…
Admiro a los pájaros por su afán esperanzado… siempre comienzan el día cantando… Aun después de la tormenta…Aun después del nido roto, comienzan de nuevo construyendo un nuevo nido, tal vez mas fuerte tal vez mejor…
La ayuda está en marcha… la solidaridad supera toda expectativa… Cada rinconcito de nuestra provincia ha demostrado que tiene algo para compartir… y ya lo sabemos la carga compartida es menos carga… Comienza la construcción de un nuevo nido…