Educar, integrar… Desafío que requiere de convencimiento y mucho amor…

Buen día!!! Un nuevo encuentro, hoy retomare una de las primeras historias, que hablan del poder del amor… Recuerdan la historia de vida de Luciano Bernal y su mama…

Para ponerlos en situación, se trata de Luciano que tenía un pronóstico muy ominoso desde el momento que estuvo en la panza de la mamá. Diagnóstico prenatal malformación severa cerebral, sin muchas oportunidades medicas de supervivencia. Gracias a la fe, al amor y la perseverancia de su mamá salió adelante, hoy concurre a la salita de 4 años.

Aquí comienza una nueva página de su vida… Hace unos días su mamá desbordante de alegría me envió una foto de Luciano tocando su verdulera (chamamesero de ley, la comparto) contándome, que estaba feliz, ya que Luciano había sido recibido como un niño más sin diferencias en la escuela, el NENI 2007, Solcito y Nubecita del Barrio Nueva Esperanza A4, su maestra y los directivos, lo habían integrado dándole la oportunidad de seguir creciendo, jugando como le corresponde a un niño de su edad…

Digno de destacar este gesto… la maestra, la mae Silvana Elculano, hizo lo que hace alguien que ama su profesión, estableció lazos, mostró a Luciano que tiene un lugar en esta sociedad, que todo por lo que paso no fue en vano… no se escudó en la historia conocida de muchos otros establecimientos, donde se argumenta que son muchos niños, que no podemos atender a «un niño así» sin darle ni darse la mínima oportunidad de conocerlo… y muchas veces de aprender de ese niño y de su madre…

Los niños con todas las dificultades que puedan tener, están ávidos por estar con otros niños, de aprender jugando, de desafiarse a cada momento les asiste ese derecho, y nosotros los adultos tenemos la obligación de darles la oportunidad que merecen.

Muchas veces por ignorancia y temor los educadores, (mas allá de otros argumentos no menos validos) no enfrentan la posibilidad de integrar a niños con capacidades diferentes…aunque ese es tema de otro análisis más profundo y con mayores conocimientos que los míos…

De esta manera se educa para una sociedad más justa, más amable y por supuesto más inclusiva…