Enfermedades Respiratorias

¿Qué son las enfermedades respiratorias crónicas?

Las enfermedades respiratorias crónicas (ERC) son enfermedades crónicas que comprometen al pulmón y/o a las vías respiratorias. Dentro de ellas se encuentra el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la rinitis alérgica, las enfermedades pulmonares de origen laboral y la hipertensión pulmonar.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, se estima que 235 millones padecen asma y 64 millones padecen EPOC. La misma fuente indica que mueren anualmente en el mundo alrededor de 4 millones de personas a causa de las ERC, siendo la EPOC la principal responsable.

¿Cuales son sus causas?

Los factores de riesgo más importantes de las ERC son los siguientes:

  • Fumar
  • Contaminación del aire en espacios cerrados, por ejemplo la exposición pasiva al humo de tabaco.
  • Contaminación ambiental.
  • Exposición a alérgenos.
  • Inhalación de polvo y productos químicos en el medio laboral.
  • Antecedentes familiares de asma u otras alergias.

 

¿Cómo se presenta?

La tos persistente, la falta de aire (disnea) y las secreciones respiratorias son los síntomas más frecuentes, cuya intensidad varía de una persona a otra, de acuerdo a la enfermedad en cuestión, su grado se severidad y tiempo de evolución.

¿Como puede prevenirse?

No fumar y evitar la exposición pasiva al humo de tabaco, son las medidas más efectivas para prevenir el desarrollo de ERC, y reducir los síntomas y complicaciones una vez que la enfermedad ya está instalada. Por otro lado, deben tomarse las medidas necesarias para proteger a los trabajadores con riesgo de exposición a polvo y productos químicos.

Las personas que tienen síntomas persistentes de tos, silbidos o ronroneos en el pecho o falta de aire deben consultar al médico porque el tratamiento puede evitar que la enfermedad progrese.

Si no fuma no inicie

Si fuma abandone definitivamente.

Proteja a los suyos: declare su casa y automóvil libre de humo de tabaco.