Profesionales del Hospital de Pediatría difunden recomendaciones somo cómo actuar ante la bacteria streptococcus pyogenes

Desde el Hospital de Pediatría, del Ministerio de Salud Pública de Misiones, difundieron, a través de un audio para compartir en redes y que éste llegue a papás y mamás, diversas recomendaciones ante casos de niños con cuadros febriles, en torno a la bacteria Streptococcus Pyogenes.

La doctora Paola Rodriguez, jefa de guardia del Hospital de Pediatría, explica “que esta bacteria causa un amplio espectro de enfermedades, desde cuadros leves, como faringitis, escarlatina y en muy raros casos infecciones invasivas graves. Las infecciones invasivas raramente ocurren después de la faringitis.

Queremos tranquilizarlos, los padres deben actuar ante un cuadro de fiebre dando el antitérmico de uso habitual indicado oportunamente por el pediatra de cabecera o hacer baños con agua templada para bajarle la fiebre”. Y continuó: “Si el niño baja la fiebre y actúa normalmente, jugando, saltando y con buen estado de ánimo deberían pedir un turno con su médico pediatra de cabecera, porque es el que conoce mejor a su hijo y tiene la historia clínica del niño, llevándolo a la consulta dentro de las 24 horas; si no llega a tener turno, o su pediatra de cabecera no puede atenderlos, concurra a la guardia de cualquier institución pública o privada”.

La faringoamigdalitis es una patología muy frecuente en pediatría principalmente entre los 4 y los 10 años, el 70 % son virales y solo un 30 % son bacterianas. “Las bacterianas son las únicas que necesitan ser medicadas con antibiótico”, remarcó la doctora.

En caso que el pediatra revise al paciente y diagnostique faringoamigdalitis. “Ante la sospecha de que sea bacteriana podrá solicitar un cultivo de fauces y medicar en forma correspondiente. Los tratamientos que se cortan antes de tiempo, tienen una mayor probabilidad de recaídas, así que no se debe cortar con el tratamiento” recalcó la profesional.

Hay que estar atentos a que “si el niño sigue con fiebre elevada o un mal estado general, rechaza los alimentos o está muy decaído hay que concurrir nuevamente a la consulta con el médico de cabecera o a la guardia”.

Nuestro mensaje es simplemente trasmitir tranquilidad ya que en los medios aparecen informaciones poco claras y en muchos casos, es errónea. Y para eso estamos los pediatras para ocuparnos de la tranquilidad y el bienestar de las familias. 
Lo que pedimos a los padres que concurren al hospital de pediatría, sepan que se los va a atender, pero puede ser que tengan una demora de 3 a 4 horas en los tiempos de espera a pesar de haber reforzado la cantidad de médicos. Actualmente se atiende un promedio de 500 paciente por día de guardia”, finalizo la pediatra.