Una caricia al alma…

Buenos días! Un nuevo encuentro, comparto con Uds. sensaciones…

Nunca deja de sorprenderme, el agradecimiento de los pacientes… (En mi caso de los padres). Suele suceder, que cuando estoy por ejemplo en el supermercado, recibir el cálido gesto de cariño de los padres, en agradecimiento por haber atendido, operado a su hijo… Una abuela, que me abraza, transmitiendo su paz y bendición…

No deja de ser reconfortante, sentir esa energía positiva, que recarga el corazón, que te hace casi invencible y te predispone de mejor manera para seguir adelante.
En el fondo, uno siente una alegría inmensa, que cubre todo el esfuerzo realizado… Es una profesión noble, que continuamente nos propone desafíos y muchas veces el resultado no es el deseado y sin embargo aun así está el agradecimiento.

En este comienzo de clases, me paso algo muy particular. Gracias a la tecnología, recibí en mi celular, una gran cantidad de fotos enviadas por los padres de mis pacientes en su primer día de clases… Algunos de ellos, superaron más de una cirugía por parte de nuestro equipo… Y que hoy estén concurriendo a la escuela… sin palabras…

La ciencia y la religión no comulgan… Pero, y lo digo con humildad, si se ejerce la medicina con rigor científico y se tiene fe, seguro quedara un espacio para los milagros… Realmente fue una caricia alma…

 

Dr. Mario Armando Barrera.
Neurocirujano Infantil.
Especialista en Pediatría.
Post grado en Atención Primaria de la Salud.
Para contactos : mspmisiones@gmail.com